Radiotelescopio de Arecibo

agosto 9, 2008 | By More

El Radiotelescopio es una majestuosidad por su enorme superficie reflectora o espejo de radio. El plato de 305 metros (1000 pies ) de diámetro y 51 mts de profundidad, cubre un área de 20 acres. La superficie está formada por aproximadamente 40,000 paneles de aluminio perforados (cada uno de 91 cms a 1.8 mts), sostenidos por una red de cables de acero que está suspendida sobre el sumidero. Este es un reflector esférico (no parabólico).

Observatorio de Arecibo. Crédito: NAIC - Arecibo Observatory, una instalación de NSF.

Observatorio de Arecibo. Crédito: NAIC – Arecibo Observatory, una instalación de NSF.

Suspendida a 450 pies sobre el reflector, está una plataforma de 900 toneladas. Similar en diseño a un puente, ésta se sostiene de 18 cables, los cuales son sostenidos por tres torres de concreto. Una es de 111,2 metros de altura y las otras dos de 80.7 metros de altura. Los tres topes se encuentran a la misma elevación. El volumen combinado del concreto armado en las tres torres es de 9,100 yardas cúbicas. Cada torre está equilibrada por un sistema de 7 cables de acero (3.25 plg. de diámetro) tensados en un ancla gigante. Otro sistema de tres pares de cables corre de cada esquina de la plataforma hacia grandes bloques de concreto debajo del reflector. Estos están atados a unos gatos hidráulicos enorme, los cuales permiten el ajuste de la altura de cada esquina con una precisión de milímetros.

Justo bajo la estructura triangular de la plataforma superior, hay una vía circular en la cual el brazo de acimut gira. El brazo de acimut es una estructura en forma de arco de 100 metros de largo. La parte curva del brazo es otra vía, en la cual, una caseta movible en un lado y el domo gregoriano (instalado en el 1997) en el otro lado; pueden ser puestos en posición en cualquier dirección, hasta veinte grados de la vertical. Dentro del domo gregoriano, dos subreflectores (el secundario y el terciario), enfocan la radiación hasta un punto en el espacio, en el cual, un grupo de antenas pueden ser puestas en posición para recibir esta radiación. Colgando, bajo la caseta hay varias antenas lineales, cada una sintonizada a una banda corta de frecuencias. Las antenas apuntan hacia abajo y están diseñadas especialmente para el reflector esférico de Arecibo. Apuntando una de las antenas a cierto punto en el reflector, las emisiones de radio que se originan en un área bien pequeña del cielo, en línea con la antena, son enfocadas.

Arecibo_Observatory_Aerial

Cortesía de NAIC – Arecibo Observatory, facultad de NSF

Atados a las antenas, hay unos receptores de radio muy sensitivos y altamente complejos. Estos receptores operan inmersos en un baño de helio líquido, para mantener una temperatura baja en los mismos. A temperaturas tan bajas como -273 grados Celsius, el ruido electrónico en los receptores es muy bajo; y solo las señales de radio que entran, las cuales son muy débiles, son amplificadas. El sistema de Arecibo opera en frecuencias de 50 megahertz (un largo de onda de 6 m), hasta 10,000 megahertz (un largo de onda de 3 cm).

Un total de 26 motores eléctricos controlan la plataforma. Estos motores guían el acimut y el domo gregoriano, y la caseta movible a cualquier posición con una precisión de milímetros. El reflector terciario; puede ser movido para mejorar el enfoque, se gira el piso giratorio en el domo gregoriano para colocar los detectores en el foco y si es necesario, se activa el sistema de tensores verticales para mantener plataforma en posición. El transmisor de radar planetario de 1 megavatio, localizado en un salón especial, dentro del domo, dirige las ondas del radar hacia objetos dentro de nuestro Sistema Solar. Analizando el eco del radar se obtiene información sobre las propiedades y la dinámica de los objetos.

arecibo

Este telescopio gigantesco ha examinado nuestra atmósfera, desde unos cuantos kilómetros, hasta miles de kilómetros, donde sutilmente se conecta con el espacio interplanetario. Con su visión de radar, este estudia las propiedades de los planetas, cometas y asteroides. En nuestra Galaxia, éste detecta las señales débiles emitidas cientos de veces por segundo de los pulsares. Y los cuerpos más lejanos alcanzados del Universo: los cuásares y las galaxias emiten ondas de radio, las cuales llegan a la Tierra 100 millones de años más tarde, en señales tan débiles, que solo pueden ser detectadas por un ojo tan grande como este.

El tamaño gigantesco del reflector, es la causa de que el Observatorio de Arecibo sea tan importante para los científicos. Esta es la antena curva más grande del planeta, lo cual significa que es el radiotelescopio más sensitivo del mundo. De modo que, mientras otros radiotelescopios pueden requerir varias horas de observación, estudiando una fuente de radio dada para obtener suficiente energía para su análisis; en Arecibo , esto puede requerir solo unos cuantos minutos de observación.

Tags: , , , , ,

Category: Seti@home

About the Author ()

Estudiante de Ingeniería Comercial, atraída por la fotografía, radioafición, economía y divulgación científica.

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. victor dice:

    me gustaron las fotos estan cooool!!!!!!!!!