SETI | Ciencia y Astronomía

Menu

Cráter gigante al norte de Rusia desata misterio

Traducido por Mónica Caruana, para Seti.cl

Un enorme cráter descubierto en una región remota de Siberia, conocida entre los locales como “el fin del mundo”, está causando sensación en Rusia, y un de grupo de científicos ya ha sido enviado a investigar.

Misterioso cráter en el permafrost al norte de la capital regional de Salekhard, en la región Yamalo-Nenets, a 2,000 km de Moscú. Imagen captada el 16 de Junio de 2014.
Misterioso cráter en el permafrost al norte de la capital regional de Salekhard, en la región Yamalo-Nenets, a 2,000 km de Moscú. Imagen captada el 16 de Junio de 2014.

El gigantesco agujero en la región remota de Yamalo-Nenetsky, rica en energía, salió por primera vez a la luz en un video subido a YouTube, que desde entonces ha sido visto más de siete millones de veces.

“El cráter es de un tamaño enorme: se podría bajar volando en él en varios Mi-8 (helicópteros) sin tener que preocuparse por chocar contra algo”, escribió la persona que publicó el video, identificada únicamente como Bulka.

El cráter se encuentra en el permafrost ubicado a unos 30 kilómetros (18 millas) de un inmenso campo de gas, al norte de la capital regional de Salekhard, que se localiza aproximadamente a 2,000 kilómetros al noreste de Moscú.

La apariencia del misterioso abismo desató numerosas teorías de conspiración y especulaciones de que podría haber sido causado por algo de otro mundo, con algunos incluso sugiriendo que podría haber extraterrestres detrás de su aparición.

Las teorías iniciales sugiriendo que el cráter hubiera sido creado por un meteorito, ya han sido, sin embargo, descartadas por los científicos.

De acuerdo con la agencia de noticias Interfax,Vasily Bogoyavlensky, director adjunto de Oil and Gas Research Institute, de la Russian Academy of Sciences, ha dicho que esa teoría “es algo que no sobrevive a la crítica”.

Afirmó que es posible que el cráter haya sido provocado por el derretimiento de hielo subterráneo en el permafrost, lo que liberaría gases que crearían alta presión y que luego escaparían rompiendo la superficie.

“En algún momento tuvo lugar una explosión, sin necesidad de ninguna llama” dijo Bogoyavlensky.

En un esfuerzo por descubrir sus misterios, el gobernador regional Dmitry Kobylkin envió a un grupo de científicos a la tundra donde se encuentra el cráter, en la península de Yamal; que significa “el fin del mundo”, reportó Interfax, Marina Leibman, investigadora principal en el Earth Cryosphere Institute, dedicado al estudio del permafrost, formó parte del equipo enviado a explorar el área.

Un científico camina cerca de un misterioso cráter en el permafrost al norte de la capital regional Salekhard, en la región Yamalo-Nenets, a 2,000 km de Moscú, el 16 de junio de 2014.
Un científico camina cerca de un misterioso cráter en el permafrost al norte de la capital regional Salekhard, en la región Yamalo-Nenets, a 2,000 km de Moscú, el 16 de junio de 2014.

Leibman dijo en una declaración difundida por las autoridades locales que “una búsqueda meticulosa mostró que no hay rastro de actividad humana o de máquinas” cerca del cráter.

Afirmó que el cráter no podría haber sido causado por un meteorito porque no hay rastros de quemaduras en los bordes.
“Lo más probable es que haya ocurrido cuando la presión aumentó en alguna cavidad que contenía depósitos de gas del pantano (metano)”, dijo.
“Hasta este momento es solo una hipótesis, la menos contradictoria. No hay ninguna prueba”, previno.

Sin radiación
Andrei Plekhanov, investigador jefe del Scientific Centre for the Study of the Artic, dijo que el cráter tiene un diámetro de alrededor de 40 metros (130 pies) en el interior y 60 metros en el exterior.

“Para medir la profundidad de manera precisa, se necesitan especialistas que cuenten con un equipo de montañismo avanzado”, añadió.

“Es mortalmente peligroso acercarse porque los lados del montículo que se elevó están constantemente derrumbándose ”dijo Plekhanov, según fue citado en una declaración de las autoridades regionales.

Los científicos midieron los niveles de radioactividad y no hubo radiación peligrosa.
La región Yamalo-Nenetsky es la fuente de más del 80 por ciento del gas natural extraído en Rusia.

El hallazgo también dió lugar a especulación de que el cráter podría haber sido causado por una exploción de gas de lutita, dijeron las autoridades en una declaración, añadiendo: “Esta versión también será estudiada por los investigadores”.

Los científicos también hallaron un segundo cráter más pequeño, con un diámetro de cerca de 15 metros, reportó Interfax, luego de ser alertados por los pastores de renos.

“Es exactamente como el que está cerca de Bovanenkovo, pero mucho más pequeño, de alrededor de 15 metros de diámetro. Se puede ver nieve dentro del agujero”, dijo a Interfax Mikhail Lapsui, un legislador local, después de visitar el sitio.

Los expertos afirmaron estar más que dispuestos a explorar el gran cráter con mayor atención.
“Es un fenómeno interesante. Estamos discutiendo futuras examinaciones de este lugar. Realmente vale la pena continuar con la investigación científica”, dijo Vladimir Pushkarev, encargado del Russian Centre for Developing the Artic, según fue citado por las autoridades locales.

“A muchísimos científicos les gustaría estudiar la pared vertical del cráter”, dijo Leibman.

Fuente